¿Y ahora qué? | Nancy Fernandes

Sí, en algún momento llega esa pregunta. Ahora que has finalizado tus pasos por los estudios toca adentrarse en el mundo laboral y lo ves más negro que la mochila vacía que has dejado en tu hogar. Me refiero vacía de libros, porque conocimientos, portas unos cuantos contigo… ¡Y es hora de demostrarlo!

Has apostado por algo en tu vida, primero en la ESO te das de cabezazos con los libros, pero… poco a poco entiendes aquello que de verdad te gusta. Te decantas por un bachillerato u otro y una vez que acabas… toca la carrera definitiva. Esa que siempre quisiste o ansiabas aprender.

Y si en algún momento no te sientes lo suficiente saciado, siempre te queda el aprender por tu cuenta. El saber no ocupa lugar … y es una pura realidad. Si seguimos el patrón habitual – el que os he descrito con anterioridad – habréis apostado unos cuantos años en vuestros estudios. Así pues, desde lo poco que tengo de trayectoria laboral me gustaría deciros que si de verdad algo os apasiona, descubrirlo. Investigar, probar, frustraros… porque esos “hostiazos” son los que os harán aprender de verdad. En la carrera os dan las herramientas y el saber, en el trabajo, a ejecutar… Puedes intentar aprender a medida que trabajas, eso está claro… Pero entonces, ¿cuántas horas dedicas de verdad al trabajo?

Esta pregunta surge desde el punto de vista de ser multidisciplinar, pero hasta cierto punto… Si una persona se ha dedicado más tiempo que tú profesionalmente hablando a una tarea, ¿por qué no asignársela a esa persona y evitar la pérdida de tiempo y sobretodo de dinero? Ahora, tenemos que ser puras esponjas, saber de todo un poco pero no especializarte en nada. Y esto es lo que de verdad he visto y que me ha molestado en parte. Ojo, estoy tirando piedras a mi propio tejado, pero la verdad es que lo poco que veo, es la sensación que me transmite.

Y no. Lo siento, no estoy de acuerdo. Si me encargas algo intentaré hacerlo lo mejor posible, pero, donde yo no pueda llegar, también te lo haré saber para que encuentres a la persona adecuada.

No todos sabemos de todo, pero tampoco nos hagan ser así, puras máquinas de ejecución de tareas, porque no es imponerse límites a uno mismo, si no más bien saber hasta dónde llegas en ese momento en el que te encuentras y si de verdad te gusta esa temática o rama, apuesta por ella y especialízate para que realmente no estés perdiendo tu tiempo en solucionar más problemas que encontrar vías útiles y eficaces a un problema que se te ha planteado.

Es mi más humilde opinión en cuanto al mercado laboral, podemos ser multidisciplinares pero, si alguien cuenta con cierta profesionalidad en un campo, creo que en estos casos es cuando debe primar la cabeza de cada uno en esas tareas a las que buscamos la mejor solución.

 

Tags:
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2018 Nancy Fernandes | Portfolio & Web Personal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?